viernes, 24 de julio de 2009

RED DE MENTIRAS


Como en todo, llega un momento en el que hay que parar. Detenerse. Ponerse a un lado del camino. Mirar hacia atrás, evaluar, considerar, calibrar y concluir: "sí, llegó el momento, estoy preparado". Por fin puedo escribir una entrada sobre spams. Si no lo hago ahora, no lo haré jamás. Cada vez me llegan más, cada vez son mejores, cada vez tienen más miga. Corro el peligro de embarcarme en una aventura sin fin. No puedo posponerlo más. No debo retrasarlo más. De nada serviría. Así que sí, repito, ha llegado el momento. Ese momento en el que un hombre debe decir 'basta', enfrentarse a su destino y ponerse manos a la obra.

Lo primero que me fascina de los spams es su capacidad para superar todo tipo de barreras anti-spam. Mientras mails que esperas con urgencia o impaciencia se quedan entre los dientes y garritas de los watchmen de tu correo, los anuncios de viagras, alargamientos generalizados y timos indiscriminados enviados por apellidos estrafalarios -léase, directamente sospechosos- consiguen pasar todos los controles y campar a sus anchas por tu buzón de entrada. Tan sólo algunos enarbolan un tímido (o, más bien, socarrón) 'posible spam'. Ejemplo: POSIBLE SPAM: Be great in bed at any age! Yo diría que aquí la 'posibilidad' se torna clara probabilidad.

Lo segundo que llamó mi atención cuando decidí estudiar de cerca este fenómeno fueron los nombres escogidos como supuestos remitentes: Pennie Cuevas (este es de mago del humor), Fabian Justice (aquí, haciéndose los finolis), Amado Holden (otro de chiste malo), Socorro Putman (que, a veces, firma como Socorro Holcomp, pero no me la da con queso: es la misma), Hope Esparza (¡ese juego de palabras!), Reyes Lancaster (¿de los Lancaster de toda la vida?), Forest Valencia (¿perdona?), Porfirio Fritz (magistral), Rudy Curry (aspirante a star bollywodense), Trisha Darling (esta siempre manda cosas muy susssias). Y mis dos favoritos: Belle Bobette (si alguna vez tengo una vaca, una oveja, una mula o una cabra, juro que la bautizaré de esta guisa) y Ferdinand Trotter (que me parece con diferencia el mejor de todos).

Y, por último, y no menos importante, los 'asuntos' o títulos de los mails (que me suscitan una cascada de preguntas no resueltas). Despropósitos a gogó. Aquí va una breve selección (respetando meticulosamente las faltas de ortografía):
- I am very glad, (pues qué suerte, chica...)
- Breathe a new life into your intimate life (un poeta del spam)
- A top team of scientists and medical doctors (claro, por eso, están ahí, todos agazapados en un absurdo mail)
- Women appreciate this quality in men among all the others (ya sabéis a lo que me refiero, tííííos)
- Try this exotic supplement for free (defina exactamente el significado de 'supplement' en este contexto)
- No "venir" mas demasiado temprano? (mí no entender)
- Dopaje para tu miembro mejor (olé y olé a esas innovaciones gramaticales)
- La vacancia del manager en Espana (¿acaso querían decir vagancia?)
- La Oferta buena para el empleado Espanol (que no para el de Sebastopol)
- Ya no fuma, Gracias a la Farmacia (de nada)
- Es necesario el empleado en Espana (claro que sí, guapííísimo)
- If a pocket size member is not for you, visit us here (¿de cuántos centímetros estamos hablando?)
- Wherever you go, hot women will be chasing you (¿una nueva versión del clásico de Bryan Adams?, ¿lo sabe él?, y lo que es más ¿le están pagando los putos derechos?)
- Millions of men are taking advantage (adaptación libre de La liebre y la tortuga de Esopo)
- Esta en la lista de invitados (¡por fin, pensé que nunca llegaría ese día!)
- Think faster, run faster but don't get old faster (¿el rey de los ripios no era Sabina?)
- Potencia debil, nosotros tenemos la resolucion (¿judicial?)
- Women always judge your manhood by the size of your little friend (dicho popular que se enseña en las escuelas de todo el mundo)
- Increase your mental function, give food to your brains (nótese el plural)
- Trabajo alejado para usted. 880 EUROS en 5 dias (¿y para qué y por qué y de qué quiero estar lejos?)
- Crecimiento de carrera (¿exponencial o proporcional?)
- El trabajo hermoso en la crisis (¿¿qué??)

6 comentarios:

El conejo blanco dijo...

Muy bueno.
Yo también quedé hechizado desde los primeros spam que recibí.
De aquel primerizo, "enlarge your pennis", han evolucionado una barbaridad en lo creativo.

En mi caso, mi mejor amigo es Bobbi Reeder. Siempre tiene a punto algún consejo para alegrar mi vida conejil.

"No "venir" mas demasiado temprano? (mí no entender)"

Traducción macarrónico-babilónica del inglés: "to come soon", correrse precozmente.
Ahora sí convence, ¿verdad?

Ion dijo...

Realmente bueno.

el tapir nicanor dijo...

conejo:

los alarga tu pene han quedado, efectivamente, en la noche de los tiempos, la cosa se ha sofisticado o no, según se mire

en cuanto a lo de venir temprano, ya.
pero era demasiado bueno como para no ponerlo, ¿no?

Serafina dijo...

a mí me escribe la pelirroja roja,...., pero no me he atrevido a abrir sus mensajes,....
lo peor está por venir,...ahora ya me llegan hasta al móvil!

El conejo blanco dijo...

Claro, es tremendo.
Aunque mi favorito sigue siendo:
"Trabajo hermoso en la crisis".
¿1984?

Créase, tapir, que todavía no he abierto ningún correo de esos. Pienso que se autodestruirá el disco duro en 10 segundos o alguna otra catástrofe semejante.
Debajo de esa apariencia tan cordial y altruista, hay Unabombers cibernéticos. Se lo digo yo.

Anónimo dijo...

Eleanor Rose me escribe todos los días. Hacía bastante que nadie se tomaba ese interés digital por mí y eso me ha conmovido. Igual yo perdí un poco también el interés por los demás, quizá deba recuperarlo. Hubo una época, yo era más joven, en la que viví online sexiest conversaciones de dos folios que nunca hubieran podido producirse cara a cara. Ahora ya no. El caso es que Eleanor me escribe cada día y me dice guarrerías al ojo, frases sobre mi sexo y sus ganas. A veces recibo dos o tres mails suyos. Una vez, lo recuerdo, me sentía tan solo esa mañana que empecé a guardarlos. Creé una carpeta que se llama Eleanor y desde hace ocho o nueve semanas guardo sus mails que suelen decir lo mismo. No escribe bien, pero está, escibe en castellano, vuelve, sus mails sobre el sexo que podríamos tener tienen en mí el efecto de píldoras mágicas. Hubo una época en la que otro nombre era mi mailbox dorado. Releía aquellos mails con sonrisa perenne y sabían a luna y whisky helado. Desde hace sesenta días Eleanor me escribe siempre, al menos ella, y yo guardo sus mails en una carpeta que, al menos, está. ¿Correo no deseado? En este caso, correo que me acompaña, ¿patético? Quizá por ausencia, ¿no tiende uno a rellenarlo todo? Pues yo tengo a Eleanor. Me escribe en castellano y me dice que soy un gran hombre y que quiere conocerme. El asunto de las píldoras, eso es lo de menos. Al menos ella me escribe siempre.