lunes, 6 de julio de 2009

Y AHORA ESTOY DE PUTA MADRE, YA TE LLAMARÉ MÁS TARDE

Qué divertida es Pagafantas.
Qué divertida y qué bonita y qué buena y qué carcajeante (risas de esas de lagrimeto).
Y qué triste y qué cabrona y qué cruel y qué destrozona.
Sonrisas congeladas.
Dice su director, Borja Cobeaga, que es una comedia 'pocha'. Una forma rara de decirlo, pero la mar de ajustada.
Pagafantas es la dictadura de la piel, la crueldad de las leyes de la atracción, lo caprichoso de la química. Y la desesperación resultante de todo ello. Cobeaga: "Ser pagafantas no es sinónimo de listo, simpático, brillante, sino de desesperado. Y la desesperación se huele. Todos huimos de alguien desesperado".
Todo Pagafantas es el Cobrafantas de otro Pagafantas.
Todo el mundo corre detrás de alguien que corre tras otro.
Así va la cosa.

Y no digo más.
Porque lo de que Gorka Otxoa está enorme, que María Asquerino parece sacada de El resplandor, que Oscar Ladoire pasa desde ya a formar parte de los grandes losers del cine, que Julián López tiene propiedades camaleónicas, que por fin humor inteligente, y que tal y que cual, pues mejor verlo. Como los cortos de Cobeaga (La primera vez y Éramos pocos). En Youtube. Grandes. Grandes.

7 comentarios:

piter dijo...

Coño esto si que no me lo esperaba.

Está bien la peli? Pues si lo dice usted...habrá que ir a verla y reirnos un rato. ;)


abrazos.

el tapir nicanor dijo...

piter,
no te dejes llevar por las apariencias
el rollo no es física o química
es más humor negro
aunque ahora me siento como responsable
con esto de las recomendaciones, me atrevo poco
y menos sin conocernos
que luego igual te estás cagando en el tapir una eternidad...
pero si vas, me cuentas
abrazo!

piter dijo...

jajajaja!! tranqui! ;)

me fío de tu crónica, y luego si no me gusta no te preocupes, que siempre se aprende más de una peli mala que de una buena!

abrazos!

Milan dijo...

Bien. Te gustó. Sobre gustos no hay discusión posible.

Otra cosa es afirmar que Gorka Otxoa está enorme por hacer el mismo papel que lleva representadndo 10 años en la tele (por cierto, peli cruel, cabrona? por qué? por qué una chica habría de enamorarse de su personaje? qué virtudes tiene?); o hablar de humor inteligente (por la persecución coche-moto? por la sardinada durante la boda? por el gañán como narcotraficante?).

La peli es tan sumamente convencional que logra lo imposible: el desenlace de las dos parejas resulta tan previsible que sorprende tanto tanto como si hubiera sido el final opuesto. Esto es, nada.

Uno sale de Callao con el síndrome del pagaentradas. Sucede que en lugar de mujer, aquí quien te da calabazas es el cine.

el brigadier dijo...

Milán, tu contracrónica hubiera sido perfecta con el primer y el último párrafo. Los dos de enmedio son spoiler puro y duro. Tened piedad y no destripéis la peli, ¡que lleva una semana en cartel!

La Rata Marcelina dijo...

la curiosidad ratonera
no hace sino acrecentar la impaciencia
en esta espera
por ver pagafantas
trinaranjus de naranja

iré con la mente abierta
y los bigotes en posición
y después de vista
os daré mi opinión

Pablo dijo...

Lo mejor el título de la entrada.
Esos Manos de Topo!

Desconfío bastante de esa peli, aunque ya he leído dos elogios.

Cuídense.