lunes, 7 de junio de 2010

COLMILLO BLANCO



ay lo que acabo de descubrir
ay, ay, ay lo que acabo de pillar
qué grande, qué bueno, qué diversión
no hay ni un solo detalle que no sea genial
para verla unas cuantas veces y no parar de alucinar
aunque, vale, a veces, lo que se llama narración va como a trancas

vampiros en la habana
http://yhtwt.tumblr.com/#632370330
vedla, vedla

3 comentarios:

David dijo...

Que buena!!!Gracias mil Tapir.

Recuerdo perfectamente la vez que la ví la primera vez, unas navidades, cena de nochebuena? la 2, cuando no había 3,4,5 ni 7, mis hermanos y yo no podíamos para de reírnos, agujetas increibles!

Gracias, gracias.

dellamorte dijo...

Rescato el dvd, aún precintado, de la estantería. Lo había adquirido en la misma Habana, en la tienda del mítico cine Yara, junto a algunos geniales posters de películas cubanas. Ya casi me había olvidado de la peli. Ésta es la secuencia de lo que sucedió.

Sábado, 23h. Enarbolo la carátula delante de los niños de mi familia. Sus reacciones:
El de 9: ¡demasiado infantil!
El de 8: ¡gilipollas en la habana!

Sábado, 23.30h, los niños dejan de protestar y ven la tv con una fascinación que, de cuando en cuando, se ve interrumpida por alguna risotada. A mí me ha entrado el sueño y, aunque no quisiera dormirme, es tan dulce dejarse vencer...

Sábado, 24.00, me despierto. Confusión. En la pantalla, vampiros salseros. Frente a ella, niños hipnotizados. Balbuceo algunas instrucciones acerca de apagar todo y me retiro a mi habitación.

Domingo, 9.00, salgo de la cama y me dirijo a la cocina. Al pasar frente al salón, me encuentro con que los dos capullines siguen el el sofá delante de la película. Rápidamente me aclaran que se acostaron en cuanto terminó, pero que se han despertado y están pasando la película en fast-forward, y deteniéndola en las escenas que más les gustaron.

Domingo, todo el día. Los niños repiten sin parar chascarrillos, exabruptos e insultos varios. Todos con su correspondiente acento cubano. Tanto dieron la brasa que a mí, la verdad, se me han quitado un poco las ganas de ver la peli. Lo peor es que el de ocho, desde entonces, no para de perseguirme diciendo que, para su cumple, quiere una trompeta de esas que, al tocarla, se mueven las tetas de las chicas.

el tapir nicanor dijo...

Enorme crónica!!!!!
Lo de la trompeta muevetetas es muy partenacles!