lunes, 12 de abril de 2010

CINE, CINE, CINE...



quería un libro que no me hiciera pensar demasiado
que me pudiera ventilar en una tarde o en dos
que me entretuviera y me dejara feliz
que no me exigiera nada
que me diera algo

tuve suerte
di con cineclub de david gilmour
un libro sin pretensiones y bonito
más para los que nos gusta el cine
e, imagino, más para los que tienen hijos

cineclub o de cómo un padre intenta educar a su hijo a través del cine
sencillo y honesto

7 comentarios:

Mylodon Darwinii Listai dijo...

Conozco una prestigiosa publicacion española ubicada en el primer piso de Castellana 9-11 que confundió a este señor con el tipo de Deep Purple
:D

Elena dijo...

¿Deep Purple o Pink Floyd?.Ahora mismo diría que era lo segundo;igual no.
A mí también me pareció una obra sencilla,directa y emotiva cuando la leí hace unos meses.El cine como terapia es algo que llevo aplicándome casi desde niña y funciona,sobre todo si lo "real" es pobre,poco o nada estimulante.
Mucho amor por el cine,mucho.
Un abrazo.

Mylodon Darwinii Listai dijo...

yeeeeah! pink floyd!!

Esteban Palazuelos dijo...

Me lo prestas?? ;)

el tapir nicanor dijo...

jajaja, claro...
pero creo que no te van a gustar algunas cositas...
aunque igual es bueno que vayas asumiendo lo que pueden dar de sí los 17...

Esteban Palazuelos dijo...

miedo me da.....asi me voy haciendo a la idea :)

Mylodon Darwinii Listai dijo...

Al hilo del tema de periodistas de Wikipedia...

http://www.malaprensa.com/

Supongo que ya lo conoces, pero porsiaca...

:)