viernes, 9 de abril de 2010

UN, DOS, TRES


El otro día me perdí en Madrid. En pleno centro. Y sin nada (sólo llevaba las llaves colgando de una de las garritas). Aparecí en un sitio extrañísimo. Sin nadie y con poca luz. En un alto. Caminé. Sólo había perros, borrachos y okupas. Nada más. Avancé con decisión como quien sabe donde va, como quien se conoce cada adoquín que pisa. Llegué a un callejón sin salida. Me di la vuelta. Intentando encontrar dignidad y simulando cero sorpresa. Como si supiera que eso estaba ahí, como si yo hubiera ido ex profeso a ver el cul de sac. Miré el suelo con obcecación mientras desandaba mis pasos. Me sentí bastante extraño.

El otro día un amigo me mando un mail que empezaba:
Hay canciones que las oigo y pienso: "Esto hay que comentarlo con TN". La de hoy es MacArthur Park, de Richard Harris. Yo la adoro desde que la oí de chiquitín. Ahora me entero de que la letra es una absurdez de la que los angloparlantes se ríen a mandíbula batiente, lo que la hace más adorable. Busqué la canción en Youtube, claro. La escuché. Y luego algo más de Richard Harris como cantante. En Google. Era lunes y eran las 8:37 de la mañana. Cuando me enteré que Harris estaba muerto. Y que llevaba en ese lamentable estado casi ocho años. Fue bastante raro.

El otro día me crucé con el abuelito de Up!. Llevaba a su mujer de la mano. Quise preguntarles si habían tenido hijos.

9 comentarios:

David dijo...

El otro día me perdí haciendo algo que había hecho muchas veces. Me movía con seguridad, la fachada esa de se lo que hago y se lo que quiero. No puedes aventurarte mucho por ahí con tu corazón en la mano en callejones lenos de desconocidos y okupas.

Creo que encontré la misma tapia que tú. No era tan difícil, sólo había que haber parado y pensado a dónde ir, en vez de meterme en ese callejón sin salida.

Indignamente, di la vuelta sin decir adios, ni saludar ni nada. Sólo silencio y espacio. Ni tuve humor de reirme de mi mismo.

Me sentí joven y tonto. O a lo mejor me sentí tonto porque sé que no soy tan joven, y eso me hizo sentirme raro.

el tapir nicanor dijo...

no sé si fue la misma tapia
(la mía tenía nombre de pájaro)
pero la sensación fue la misma
(párrafo a párrafo)

dellamorte dijo...

Ja, ja, ja. Qué bueno. Perdona que me ría pero (y ésta es una de frases que repatea escuchar), no es de ti/de vosotros, es de la situación

epifanía dijo...

las calles en el centro se mueven, se esconden y se ríen de nosotros.
desconcertante y divertido.

David dijo...

La mía no, pero podría haberlo sido. En el fondo cuando estás todo el día pensando a donde ir, consiguiendo mapas o creándolos, estando 100% concentrado en el objetivo...llega un día que te dejas llevar, puede ser por necesidad de desconectar, o simplemente caes en el error de pensar que eres como otros, que tienen la capacidad de llegar al callejón como Michael Phelps, y simplemente girar sobre si mismos e impulsarse hacia el otro extremo de la calle, sin ningún tipo de pensamiento negativo, sólo seguir nadando alejándose de no sé qué sitio,iendo a no se que lugar, lo que parece que no les provoca ninguna inquietud.

Yo a estos nadadores sólo les veo inquietos cuando se paran de repente, todo lo contrario que yo, que me inquieto cuando la parada esperada no llega.

Elena dijo...

Muy chula la entrada,Tapir;cuando empezé a leerla me parecía ficción,algo fabulante en tí que nos tienes acostumbrados a tu mismidad exhuberante y hermosa;da igual,escribas lo que escribas siempre es una puerta abierta a otros lados,a sugerentes islas interiores o continentes infinítos.
Hoy me da por concentrar todos los elogios que no te hago a diario porque sería muy cansino.
Me gustan mucho tus asociaciones;mezclar tu extravío con Richard Harris y el abuelito de UP;bienaventurado seas.
Beso y beso.

el tapir nicanor dijo...

qué fervor
qué rubor
qué lisonja
qué sonroja
gracias, elena

Anónimo dijo...

Elena: exhuberante se escribe sin hache. Te lo digo porque lo has escrito con hache y con sólo una letra extra te has ganado mi corazón. Hace años que creo firmemente que esa palabra debería llevar hache igual que catarsis debería empezar por k. Ya somos dos. Podemos iniciar una campaña (la RAE es súper blanda, seguro que la convencemos para la próxima actualización del diccionario). Besos. Lucía.

Elena dijo...

De nada,Tapir;es un placer seguirte,formar parte de tu mundo aunque sea así,anónimamente,sin sabernos del todo,adivinándonos o completándonos.Un abrazote.
Anónimo,Lucía;que me he sonrojado también como el Tapir;vaya con la exuberancia;no me la imaginaba sin hache cuando hablaba de MR. T.
Gracias por la corrección,por todas las correcciones que puedan llegar.
Ganar tu corazón por una letra es una alegría inesperada que trae este sábado soleado,de airecito leve.Cualquier iniciativa para mejorar palabras,para que digan más;sí,sí,sí...
Hoy es un gran día,como bien dice este blog.Un besazo.