lunes, 27 de diciembre de 2010

CH-CH-CHANGES



Hace tiempo (ahora me sale solito el 'no siento nada al hacerlo contigo' de la Jurado); pero no, la cosa no va de sexo, ni de falta de líbido, ni de amaine de la pasión amorosa. No. Hace tiempo que las normas que se saca de su académica manga la RAE me dejan entre indiferente y compungido. Lo de que le quitaran la tilde al sólo de solamente me dolió en el alma. Uno es un antiguo y gusta de aferrarse a sus acentos como otros sienten apego por sus cómics de adolescente. Ahí hice oídos sordos: yo sigo poniendo la tilde cuando la antigua legislación así lo ordenaba.

Lo de la penúltima semana ya me pareció el puritito despiporre. Además de no gustarme nada muchas de las nuevas normas, me parecieron por completo inútiles. '¿Para qué?' preguntaba un amigo mío que tiene en su sencillez su mejor arma dialéctica. 'Pues para justificar sueldos' respondí yo que tengo en mi desconfianza mi peor cara vital. Pero, qué demonios, es que quitarle la tilde a guión o a truhán me parece de un surrealismo tan innecesario como cholante. Decir que ahora cuórum o Catar van con ce me resulta tan antinatural como Anita Obregón. Pero lo que de verdad me ha dolido hasta extremos inimaginables es la desaparición de la elle y de la che como letras; y el cambio de nombre de la y griega a ye, de la uve doble a doble uve, y de la zeta a ceta.

Lo primero, por dos motivos:
1. para algo que teníamos más que el resto -letracas-, pues no me las quites, hombre de dios (que conste que dios lo pongo en minúsculas porque soy ateo o agnóstico, aún no lo tengo claro).
2. porque se me antoja un rasgo de insensibilidad atroz ir y quitarles el rango de letras de buenas a primeras a estas dos pobres. Ahí estaban la che y la elle, felices, integradas. Que si quedamos con la eñe y nos hacemos las raras del abecedario; que si nos vamos con la o al parque de atracciones; que si nos juntamos con la ce y la ele y nos vamos a un club de intercambio de parejas; que si nos vamos con la efe de pedo... Pues eso, formando parte de un todo. Y ahora, zas, de golpe y porrazo, unos viejunos sin sensibilidad, ni piedad, deciden que no son letras, que son dígrafos, ¡DÍGRAFOS!, o sea, signos ortográficos de dos letras. Reconozcamos que no suena bien decir 'Soy un dígrafo'. Es una cosa fea. Uno se imagina al portador de semejante condición triste y deprimido, aplastado por un destino cruel y malhadado.

Lo segundo porque los cambios son a peor (y griega era la hostia, ye es una cutrada además de complicadillo de pronunciar) y son de un chorra que no se sostiene; y, porque igual a ellas (la 'y', la 'w' y la 'z'), les encantaban sus nombres anteriores.

Todo esto me parece muy traumático para ellas. Las letras. Pobres. Ahora deben de estar todas estresadas y acojonadas haciendo terapia, mientras no dejan de pensar '¿quién será la próxima?', '¿qué será lo próximo?'

Lo único que me ha aliviado en parte este ortográfico desconfort es que, a partir de ahora y ¡por fin!, rey y papa se escriben con la misma minúscula con la que vamos el común de los tapires...


Nota a pie de página:

Y aquí va esta cosa de gran divertimento (hay que ver cuánto y cómo nos inspira y nos gusta, en el fondico, la RAE):
http://mondovega.blogspot.com/2010/12/menos-da-una-piedra.html

12 comentarios:

Gog dijo...

Ay, ay, tapir, qué malito te veo. Tómate una sopita de letras bien caliente y acuéstate.

(Genial el título del post.)

Miss Amanda Jones dijo...

Yo creo que como la gente "de ciencias" descubre cosas y sale de vez en cuando con algo nuevo, estos como son "de letras" tienen que sacar una novedad de vez en cuando para no ser menos y por eso salen con esas paridas.

Son unos ridículos. Así de claro. A mí no me van a decir cómo hablar ni cómo escribir, que mis exámenes del colegio ya los tengo aprobados hace años.

Mylodon Darwinii Listai / Milodón dijo...

Yo voy a empezar a hacer como Juan Ramón Jiménez y poner faltas donde me salga de la cona... Si me lo reprochan diré que fue por un arrebato poético o porque me hice la picha un lío.

Ye!!!

vilque.com dijo...

A la calle con los académicos, aunque sea Navidad! Lo de ye solo se acepta en Asturias, y con elle

el brigadier dijo...

Ahí lo has clavao, vilque. A la calle con los académicos, esos senadores polvorientos. A la calle a supervisar obras municipales.
Menudo esperpento, yo seguiré acentuando como lo hago ahora. Con lo que me costó...

PS Tu declaración, tapir, entre ateo y agnóstico, me trae a la olla ese viejo chascarrillo (que probablemente inventó algún ocioso académico): ¿Cuál es la diferencia entre ignorancia e indiferencia? Ni lo sé ni me importa

El conejo blanco dijo...

Pues yo voy a romper una minilanza por los señores apolillados de la RAE. Como me gusta aventurar hipótesis, pienso que es posible que las nuevas reglas ortográficas sean fruto de un intento para que en la piel de toro y en los países de latinoamérica se utilicen las mismas. Y tirando del hilo, qué estupendo sería que gradualmente se profundizara en este flujo léxico a ambos lados del charco.

Imagínense a Chávez anunciando en "Aló, presidente": "me voy a a marcar una nacionalización de las petroleras que lo van a flipar". O a ZP respondiéndole a Rajoy en el parlamento: "no mames, wey!.

Eso sí, yo seguiré escribiendo "sólo" y "truhán", me veo genéticamente incapaz de lo contrario.

El tapir Nicanor dijo...

conejo,

efectivamente las razones son esas: unificar y globalizar
pero a mí me siguen sin gustar
lo siento
y no creo que me acostumbre
lo lamento

creo que es más peligroso que los ingleses conduzcan por la izquierda (y me da que lo van a seguir haciendo por los restos) que el hecho de que nosotros andemos sobrados de letras

El conejo blanco dijo...

Comparto tu defensa de la diferencia ontológica, tapir.
Pero podría haber sido mucho peor... En su primer impulso homicida, la RAE tenía intención de cargarse a la pobre V, que iba a convertirse en 'b baja'.
Que te definan por comparación degradatoria con otro ser, vaya humillación!
Menos mal que les pararon los pies.. Imagínate gritando: "B baja, de Vendetta!. Terrorífico.

Mylodon Darwinii Listai / Milodón dijo...

"hay que ver cuánto y cómo nos inspira y nos gusta, en el fondico, la RAE"

y el hombres con esteatopigia

hay que ver, sí!
jie jie jie!

dot dijo...

está muy bien esto de unificar, pero, desde mi punto de vista, no debería hacerse reduciendo.
para que dos cosas sean iguales basta con que tengan el mismo valor, permitiendo que mantengan sus diferencias.

¿sacarán un nuevo scrabble? ¿qué letras tendrán la máxima puntuación? aaaay...

Miss Amanda Jones dijo...

Al hilo de los comentarios anteriores: realmente creéis que está bien unificar? por qué? y por qué es mejor eso que la diversidad?
de verdad que a mí hay algo que se me escapa...

Jasmín Donoso dijo...

¿la esteatopigia es una consecuencia directa de ocupar sillones de la academia durante largas horas discutiendo si la armadura del quijote era de acero o de estaño? a mi las reglas de los académicos, como buena alumna que soy, me la refanfinfla. ellos me dan cierta lástima: tan dar cera/pulir cera y dar esplendor para salir a la calle y encontrarse a la gente hablando como habla.