jueves, 21 de mayo de 2009

EL ARCA DE NOE


Hay noches que dan en el blanco. Por un motivo, por muchos o por la caprichosa combinación de algunos. Anoche y por un rato, el pájaro se posó sobre el lomo de la ballena y el mundo fue, ese rato, un lugar mejor. Anoche y por un rato, Pajaro Sunrise tocó en la sala Moby Dick con una banda -dijo- improvisada, hecha de amigos recopilados de aquí y de allá -pues vaya amigos que se gasta este pájaro, entre ellos, la gran Ester (con su voz y sus cacharritos) de los Amigos Imaginarios, que deberían llamarse los Amigos Felices-. La cosa empezó preciosa y delicada -guitarra y voz-, para subir y explotar en algunos temas -tanto que alguno sonó incluso rabioso, vivamente rabioso, libremente rabioso- y luego bajar y apaciguarse y cantar al oído y volver a remontar. Por supuesto, la voz, haciendo lo que le venía en gana. Guitarras y bajo, claro. Pero no tan claro, pero qué bien, el acordeón, el violín y un set de percusión a la medida. Cachivaches y juguetitos. Y Yuri haciéndose pasar, a ratos, por el hombre instrumento. Todo para dar vida a todas las cosas que se hicieron y que se harán. Despedidas y bienvenidas. Emoción en el aire. La que debe costar cantar ciertas canciones. O eso imagino.
Esta mañana, el tapir se levantó canturreando: "I will forget your face although your face is the only face I love lying in the dark".


Nota a pie de páginas:

Y, cambio de tercio. ¿Qué demonios pasa con el basket? Prácticamente ni uno solo de los partidos de play off retransmitidos en alguna cadena nacional. O, si se dignan, tan estupendamente como el infártico Joventut-Real Madrid del lunes en el que a poquísimo del final -tres minutos o así-, interrumpen la emisión para ofrecer EN DIRECTO el VITAL sorteo de la bonoloto, minimizando la pantalla del partido con tan buen tino que las bolitas millonarias de marras tapaban la canasta. Claro que sí. Alucinante.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué envidia tu pájaro en mano frente a mi ciento volando. Pondré el disco y me concentraré mucho para hacer como que tal. (Nunca lo hemos hablado, pero mola la precisión de la expresión "como que tal", no?)

L.

el tapir nicanor dijo...

claro que mola
yo me concentraré y haré como que tal montones de cosas
un beso como que tal

Charleston dijo...

quién fué el que dijo eso de que merced a la Música las pasiones gozan de sí mismo?
que guai, una noche de concierto en un garito es la mejor guinda para acabar, continuar o comenzar el siguiente día. diego yo