viernes, 5 de marzo de 2010

PATIO DE RECREO



Qué divertido, pero qué divertido me parece el último disco y homónimo de Field Music.
Busco en mi querido Casares la palabra divertido.
Dice: "Alegre, de buen humor. Que divierte".
Y de divertir, asegura, entre otras acepciones: "Entretener, recrear".

Pues eso es para mí este álbum doble (cosa que, de partida, suele ser la antitesis de la diversión). Pero es que las veinte canciones de este álbum zigzaguean que da gusto. Imposible aburrirse. Juego, esparcimiento y distracción. Jeff Buckley, Led Zeppelin, unos Bee Gees pasados de ácido, Midlake, The Who, The Rocky Horror Picture Show, Robert Wyatt, Talking Heads, unos Queen que no lo parecen -thanks God-, dejes de Pan Sonic, el Prince más ochentero.

Qué buen rato, oye.

Aviso a navegantes:
Es tal la freakada que seguro que a más de uno le parece un turronaco intragable.

1 comentario:

Mylodon Darwinii Listai dijo...

Me encanta la peña que apuesta por turronacos intragables