lunes, 7 de diciembre de 2009

COVER ME



En la segunda acepción del término versión, en el diccionario de la RAE, leo:
2. f. Modo que tiene cada uno de referir un mismo suceso.

Me encanta esta definición. Un mismo suceso, diferentes puntos de vista, tantas versiones.

Así que siempre he militado en la defensa de las versiones musicales. Me recontrachiflan. Me fascina que una misma canción pueda sonar lánguida, cabreada o danzona; que un mismo tema pueda adoptar hechuras jazzys, technos o poppies. Según quien y cómo la escuche. Pero lo que más me pone de las versiones es el hecho en sí: coger algo que ya está inventado para reinterpretarlo, darle la vuelta, calcarlo descaradamente o deconstruirlo. Agarrar lo que ya existe e hicieron otros para obligarlo a hablar distinto. Un homenaje, un acto de humildad, un reconocimiento, un corte de mangas. Hay algo de filosofía punkie ahí: tómalo, puede ser tuyo si quieres, y haz con ello lo que te venga en gana. Como concepto (concepto suma), me parece precioso.

Así que, y como no podía ser de otra manera, me encantan Los Salvajes. Se pongan como se pongan y se pongan quienes se pongan. Me parecen sublimes. Su lectura del Lola, Lola de The Kinks sigue incendiando algunas de mis mañanas.




Y, esta semana, yo, que colecciono, busco y rastreo versiones, he dado con una que, de momento, es mi preferida de los últimos tiempos: el Spanish Bombs de The Clash, en la cabeza y la voz de Mate. Atención a la letra y atención, pordiosbendito, a la música (esos arreglos de chelo). Grande. Escuchen y descarguen y disfruten en: http://www.matelaweb.com/

2 comentarios:

Mylodon Darwinii Listai dijo...

jaja! Tapir! chispas de nuevo!
:-)

Buenos días nos de Dios

La Rata Marcelina dijo...

me gustan me gustan las bombas
de sobrasada y de champiñón
en forma de croquetas o tostas
ñam ñam
todas me las como yo!