domingo, 6 de diciembre de 2009

TODO ES MENTIRA



Ayer me fui a ver Todo es mentira. Salvo momentos puntualísimos, la tenía bastante olvidada. La sensación, sí, de que me gustó (sensación reafirmada, por otra parte), y poco más. Una comedia, dijimos. Sí, una comedia. Los cojones. Hay un momento de la película en el que la carcajada ya no es tanta, en el que dices joder y en el que te ves ahí y musitas un mierda ensimismado. Porque tú eres Penélope, o Coque; porque tu amiga ha sido Christina, y tu colega aquel de la facultad era muy Jordi; porque has tenido que escuchar al Colomo de turno contarte historias para no dormir, y porque alguna Ariadna ya se te ha cruzado, ya. Eso y que el sofá de Coque era el mío, y hasta sus trapos de cocina y sus cuadros espantosos. Y algunas calles de un Madrid de hace quince años por las que paso casi a diario. Y todo suena demasiado. Sí. Todo demasiado tú, yo, nosotros. Será, sí, que todo es mentira, o que hoy es domingo. Será eso.

2 comentarios:

So Young dijo...

Esta peli tuvo en su día algo especial, y lo sigue teniendo 15 años después.
"Todo es mentira" en Soyuz

Mylodon Darwinii Listai dijo...

Yo también me he puesto Colomera este finde. Qué coincidencia!
:-)