lunes, 29 de diciembre de 2008

AL OTRO LADO DEL ESPEJO


Las expectativas suelen ser sinónimo de decepción. Ahora, qué maravilla cuando aquellas se frustran para mejor. Domingo por la tarde. Filmoteca. "El misterio Picasso" de Clouzot. Lo que prometía ser un documental sobre el pintor se revela una pequeña y delicada obra de arte. Picasso ausente (salvo en dos o tres ocasiones, y tratado por el director de forma tan irreverente, y tratando su genio de una forma tan liviana). Sólo trazos.
A un lado, Picasso; al otro, la cámara. Entremedias, una tela semitransparente sobre la que Pablo iba garabateando. El resultado: cómo si se pintara directamente sobre la pantalla transformada en un lienzo inmaculado y gigante. Como si un pincel invisible fuera deslizándose, dejando líneas, manchas de color, siluetas. Y vemos cómo bajo un cuadro de Picasso, hay decenas. Vemos cómo se va haciendo, deshaciendo, quitando, poniendo, pegando, borrando. Un complejísimo proceso para normalmente llegar a la sencillez absoluta. Un alucinante y precioso work in progress. Cada cuadro, cada dibujo (la mayoría destruida tras la grabación), va acompañado de una pieza musical para la ocasión. Clásico, jazz o flamenco según corresponda.
Picasso y sus calzones apenas si aparecen. La palabra la tienen los pinceles. Pero cada aparición del malagueño es un derroche casi infantil de vitalidad, carnalidad, optimismo, ilusión y sencillez.

3 comentarios:

el brigadier dijo...

Ayer vi "Gran Torino", la próxima de Clint Eastwood. Un cruce entre "Mejor imposible" y "Mentes peligrosas". Una película pequeña y correcta (donde yo veo mera corrección otros verán clasicismo) donde Clint hace de Clint ,y escupe como Clint, wasp gruñón, ex-combatiente en Corea, último exponente de la Vieja Escuela en un barrio tomado por las pandillas. No ha variado un ápice la opinión que tengo sobre su cine y sus sempiternos temas: la amistad entre dispares, la vigencia de los antiguos códigos en los conflictos modernos, la habitual división entre buenos y malos...Espero, en cualquier caso, que el viejo cascarrabias siga haciendo pelis durante muchos años. Y que nosotros las sigamos viendo...

Y aprovecho para desear un muy buen año 2009 (a ver si se equivocan las predicciones) a todos los que por aquí farfullamos, y en especial al tapir, a quien le diría aquello que le decía Johnny a Ponnyboy: sigue siendo de oro, Nicanor.

Hand Cream dijo...

Estimado Tapir;
Me voy a permitir copiar la última frase -de la cual cambiaré sólo el principio a mi conveniencia- de esta entrada para volver a sus Incoherencias y darle las gracias por The Wave Pictures: "(Instant Coffee Baby) es un derroche casi infantil de vitalidad, carnalidad, optimismo, ilusión y sencillez".
Y ya que me he puesto a ahorrar palabras, pues utilizo las mismas que cierran su entrada y ahora también mi comentario a la misma, querido tapir, para convertirlas en deseos para un año que, sólo por ser impar, promete ser mejor que su recién (par)tido hermano mayor (o menor, según se mire...)

el tapir nicanor dijo...

BRIGADIER:
mil millones de gracias
seguiremos viendo a eastwood, claro que sí; el tapir seguirá siendo de oro sólo porque ud lo dice; y el 2009 será un año menos negro de lo que lo pintan sólo porque nos da la gana

HAND CREAM:
me alegra que comparta mi pasión por the wave pictures y que yo haya tenido algo que ver en tan feliz descubrimiento.
confío en 2009, al menos no tiene la maldición que parece cernirse sobre los años bisiestos